LYMNADES

En la miitología griega era un tipo de ninfas que vivian en los lagos, pantanos y estanques, su nombre viene del vocablo “Lymna“, que en griego significa “lagos”.

Estas ninfas protegían a los seres de la naturaleza de los hombres,y aunque no eran inmortales,tenian el poder divino con el que podían leer los sentimientos de los hombres, y de esta forma adoptaban la forma de sus seres queridos para luego devorarlos.

Entre las Limnades estaba Salmacis,la cual un día se enamoró de un hombre llamado Hermafrodito , hijo de Afrodita, pero él la rechazó e hice que la ninfa lo desease con más fuerza aún. Un día él nadaba en el lago,y Salmacis se aferró a su cuerpo y le rogó a los dioses que nunca se separaran, los dioses le concedieron su deseo y ambos cuerpos se fusionaron en uno solo.

Las 7 Hathores

La diosa Hathor, tenía siete hijas que se las conocía como las Hathores, que aparecían siempre que se producía un nacimiento.

Nos dice una leyenda, que un faraón y su esposa, eran incapaces de tener descendencia, y no paraban de suplicar a los dioses que les diesen la oportunidad de tener un hijo, al final este llegó, y al nacer aparecieron las 7 Hathores, y le anunciaron a los padres lo que estaba escrito en el destino de su hijo, cosa que no gustó nada, ya que este moriría a manos de un perro, una serpiente o un cocodrilo.

Tras escuchar esto, el faraón decidió construir un palacio en medio del desierto totalmente aislado, para evitar aquel terrible destino, y así creció de protegido su hijo. El niño creció y consiguió convencer a su padre de que le regalase un cachorro de perro, este accedió ya que pensó que un cachorro sería inofensivo para él.

Pasaron los años, y el joven no aguantó más aquel aislamiento y huyó junto a su perro, a una ciudad cercana, en donde vivía una princesa encerrada en una torre, que se casaría con aquel joven que consiguiera acceder a la cima de la torre, el joven al saber de aquello, no se lo pensó dos veces, y tras varios intentos consiguió alcanzar la torre, y le fue otorgada la mano de la princesa. El día de la noche de bodas, confesó a su nueva esposa, porque de aquel cautiverio, y cuál era el destino que le habían anunciado las Hathores, tras escucharlo la princesa prometió que lo defendería y protegería de aquellos peligros.

La vida continuó hasta que una noche la princesa sorprendió a una serpiente subiendo a su cama, esta la asestó un golpe mortal y a continuación fue engullida por el perro. Con esto parecía haber salvado a su marido de su cruel destino, pasaron los días y el perro comenzó a comportarse de manera violenta en ocasiones, en una de esos ataques, el joven se vio obligado a saltar a un rio, en donde se encontró con un enorme cocodrilo, pero supo ser valiente y hábil y salió ileso del enfrentamiento; Volvió a casa y se lo contó a su mujer, pareciendo de esta forma estar libre de aquel destino decidieron celebrarlo, y mientras lo celebraban, el perro se puso en actitud violenta, lo que obligo al joven a matarlo, pero en el momento que lo mataba, salió la serpiente veloz del interior del perro y mordió al joven, provocándole la muerte y cumpliendo así con el fatal desenlace del destino que tenía marcado.

Furias

Se las representaba como la personificación de la venganza, su misión era la de castigar los crímenes humanos. Según la mitología, nacieron del esperma y la sangre que cayeron sobre Gea, cuando Crono castró a Urano.

Eran 3 demonios femeninos alados, con el pelo lleno de serpientes, un puñal en la mano y una antorcha y látigo en la otra, sus nombres eran Alecto, Tisífone y Megara. Perseguían sin descanso a sus víctimas hasta volverlas locas, persiguiendo con especial atención los asesinatos contra la familia.

Posteriormente en la mitología romana se las identificó bajo el nombre de furias.

Terpsícore

Se cuenta que existe un rio del que bebían las almas de los que se reencarnaban, con el fin de borrar de la mente todos los recuerdos del pasado, el rio se llamaba Lete, por otra parte había un rio llamado Mnemósine del que bebían aquellos que poseían una sabiduría permanente.

Mnemósine además era como se llamaba la diosa de la memoria, poseía una gran belleza, que hizo que el hermano de Zeus se enamorara de ella, y se uniese durante nueve noches, dando como resultado las nueve musas (música, poesía, ciencias…). Terpsícore era una de esta nueva musas, en concreto representaba la danza y el canto coral. Esta musa al unirse a Aqueloo, fueron los creadores de las sirenas, criaturas míticas que con su canto encantaban a los marinos.

Se tiene la creencia, de que las musas son las encargadas de traer a los mortales el don de la creatividad y la inspiración.

El mito de Sísifo

Sísifo era descendiente de Eolo y Enarate, de joven fundó Efira, que se convertiría en la flamante Corinto. Era enormemente astuto y avaro, con ese afán de obtener riquezas hacia lo que fuese incluso enfrentarse a los Dioses, como ocurrió con Tánatos, que cuando fue enviado a llevárselo al Hades, le engañó poniéndole unos grilletes y así evitar que cumpliese su misión, por lo que tuvo que entrar en acción Ares para arrastrar a Sísifo a las profundidades de la tierra.

Pero debido a su astucia, se valió de hacer prometer a su mujer que no hicieran celebraciones por su funeral. Una vez se encontraba este en la morada de los muertos, comenzó a quejarse de que no le había hecho su mujer un funeral, por lo que pidió permiso para regresar a que le hiciesen dicha celebración para posteriormente regresar al inframundo ya con el alma tranquila, pero una vez más mintió y no regresó, por lo que Zeus enfadado mandó a Mercurio en su busca para condenarlo eternamente.

El castigo consistía en empujar una enorme piedra colina arriba, una vez arriba, la soltaba y corría delante de ella, para una vez llegados abajo comenzar de nuevo el ciclo de subir la colina con ella, de forma inacabable.

Narciso y el reflejo

Narciso era un joven de gran belleza, que será castigado por los dioses por haber rechazado a todos sus pretendientes masculinos, uno de estos jovenes, Ameinias, fue cruelmente rechazado por Narciso, quien le entregó una espada, con la que este se suicidó a las puertas de la casa de Narciso.

La diosas Némesis pidió que Narciso fuese castigado a que conociese el dolor del amor no correspondido, y así un día Narciso se vio su reflejo en el agua y quedó enamorado de aquel joven que se veía en el fondo del agua, y al ver que le era imposible acceder a él, se suicida con su espada, convirtiéndose su cuerpo en una flor.

El mito de Galatea

Galatea era una cretense, que estaba casada con Lampro, un hombre pobre y bondadoso, ella quedó embarazada, y el marido la dijo que si fuera niña no tenían más remedio que entregarla, nació ese descendiente y resultó ser niña, Galatea se negaba a entregar a su hija, por lo que decidió disfrazarlo de chico para engañar a su marido y lo bautizó como Leucipo.

La niña fue creciendo y cada vez era más difícil ocultar su verdadero sexo, por lo que no le quedo más remedio que acercarse a los poderes más altos, para pedir que su hija fuese convertida en un varón, deseo que le fue concedido.

El rey Licaon

Licaon era un rey griego de Arcadia, llegó al poder sucediendo a su padre Pelasgus, y rápidamente se hizo muy querido por su pueblo, era muy religioso y tenia predilección por Zeus.

 

Fundó la ciudad de Licosura y erigió un gran altar en honor a Zeus, y comenzó a realizar sacrificios humanos al Dios, se decía que cualquier extranjero que entrase en palacio era sacrificado, Zeus quiso comprobar la veracidad de estas acusaciones, por lo que se disfrazó de peregrino y pidió asilo por esa noche, antes de sacrificarlo y ante la insistencia de sus súbditos que se trataba de un Dios, decidió hacerle una prueba, cocinó a una de las víctimas y se la ofreció como alimento, Zeus se dio cuenta del intento de engaño, y montó en cólera, lanzándole una maldición por la cual el rey se convirtió en lobo como castigo a su crueldad.

Las Dríades

Las Dríades eran unas hadas del bosque, que habitaban en lo más remoto del bosque, y solían habitar los árboles más viejos. Esta leyenda surgió de un árbol que llamaban <<Hespérides>>, que se decía que daba manzanas de oro, y eran protegidas por estas hermosas ninfas.

La leyenda sobre estos seres mitológicos, también nos cuentan que eran invocadas cuando se adentraba en lo más recóndito de los bosques, se las invocaba para que diesen protección e hiciesen de guía, pero si alguien intentaba seguirlas para encontrar su hogar, se enfadaban y nos podían conducir a lo más profundo de los bosques en donde era difícil volver.

Por último se decía que al morir el árbol en donde habitaban ellas corrían la misma suerte.

El rapto de Europa

Nos dice la mitología griega, que Europa era una hermosa princesa fenicia, que consiguió enamorar al propio Zeus. Éste decidió seducirla, y para ello se convirtió en un hermoso y gran toro blanco, que se acercó a la princesa mientras esta recogía flores cerca de la playa, al ver un animal tan bello no pudo por menos que acariciarlo y en ese momento Zeus la encantó. De tal forma que ella se montó sobre él y sujetándose sobre sus cuernos atravesó las aguas del mar hasta la isla de Creta.

Una vez llegados a la isla, Zeus se transformó y tuvo relaciones con ella, fruto de las mismas tuvieron tres hijos <<Minos, Radamantos y Sarperon>>. Europa se convirtió en la primera reina de Creta, y Zeus la hizo tres regalos: Talos <<un autómata de bronce>>,  Laelaps <<un perro que nunca soltaba a su presa>> y una jabalina que nunca erraba, además Zeus recreó la forma del toro blanco en las estrellas, surgiendo así la constelación de Tauro.

« Older entries