El enigma del rio paluxi

En este rio situado en Texas fue descubierto en el año 1908, unas pisadas de dinosaurio sobre unos sedimentoscon una antiguedad de 200 millones de años. Lo sorprendente del hallazgo es que junto a estas huellas también había huellas pertenecientes a pies humanos, y para que eso se produjese tenían que haberse producido en la misma fecha. Esto es algo que resulta imposible de explicar, ya que se sabe que los dinosaurios desaparecieron hace unos sesenta millones de años, a causa de un gran meteorito que cayó sobre el golfo de México y cambio la realidad geológica y medioambiental del planeta; mientras que las formas primitivas de los homínidos aparecieron hace unos 5 o 6 millones de años. Esto nos indica que nunca coincidieron sobre la faz del planeta los humanos y los dinosaurios, sin embargo estas huellas parece indicar lo contrario.

Tunguska y el rayo de la muerte

Tunguska es una región de Siberia, en la que en el año 1908 tuvo lugar una tremenda explosión,  de la que quedan muchas dudas de su origen. Las teorías más aceptadas afirman que un trozo de asteroide o cometa, cayó de manera violenta sobre este lugar, arrasando más de 2000 kilómetros de tundra, derribando más de 80000 árboles y dejando el cielo de Rusia iluminado varias noches después del suceso, pero debido a lo excepcional del hecho han sido cientos de explicaciones las que se han intentado dar desde entonces, una de las más llamativas es la referente al físico Nicola Tesla.

Nicola Tesla, uno de los mayores genios del siglo pasado, quien realizó numerosas invenciones revolucionarias en el campo del electromagnetismo, anunció poco antes de la explosión, que había desarrollado una nueva arma que bautizó como <<rayo de la muerte>>, capaz de mandar un rayo electromagnético a centenares de kilómetros y arrasar grandes extensiones de tierra. Esto quedaría como un dato sin relación, de no ser porque unos días antes del acontecimiento, mandó un telegrama a su amigo Peary que estaba intentando ser el primer ser humano en llegar al polo norte, diciéndole: <<Amigo Peary, voy a mandar un rayo cerca de donde tú andas y ya me dirás que tal queda todo…>>. Según se ha dicho, Nicola Tesla quedó tan impresionado por los resultados tan devastadores de su invento, que desarmó el arma aludiendo a ciertos errores de cálculo.

Círculos de las cosechas

A comienzos de los años 90 del siglo XX, comenzaron a aparecer unas formas geométricas extrañas sobre los campos de las cosechas del sur de Inglaterra, eran solamente visibles desde cierta altura, y destacaban por su perfección y diseño, por lo que se descartó que fuese fruto de la casualidad o de la acción de algún bromista.

Estas geometrías fractales que aparecen en estas cosechas, son cada vez más complejas, y ante la imposibilidad de dar respuesta a estos hechos, se han disparado las hipótesis sobre sus orígenes, predominando la idea de ser obra de seres de otra galaxia, y la de los posibles mensajes simbólicos que contienen los mismos.

La Bestia de Devonshire

La existencia de esta criatura, se remonta a febrero del año 1855, en una de esas noches, en la aldea de Devonshire (Inglaterra), emergió del fondo de las profundidades marinas un monstruo, que anduvo por aquellos parajes, a lo largo de un recorrido cercano de 150 km dejo rastros de sus pisadas sobre la nieve, unas pisadas muy peculiares de 12 centímetros de largo por 8 de ancho.

En la época se especuló con todo tipo de animales como los causantes de dichas huellas, sin embargo ningún experto asumió como posible causante de tales huellas alguna especie animal. Los habitantes de esta aldea y sus descendientes, están convencidos que dichas pisadas fueron obra del diablo, quien anduvo por su territorio aquella noche a sus anchas.

Doctor Torralba y el duende Ezequiel

Eugenio de Torralba nace en Cuenca a finales del siglo XV, fue un afamado médico, que ejerció como médico en la corte de Fernando el Católico entre otros sitios relevantes; Siendo joven viajó como paje con el obispo de Volterra a Roma, en donde se sabe que estudió medicina y filosofía, en aquel tiempo conoció a un fraile dominico, que agradecido por haberle curado de su enfermedad, se regaló un duende llamado Ezequiel, que era un espíritu bueno al servicio del fraile, ayudando a este con los innumerables poderes que poseía.

 Este duende Ezequiel, en cuanto a la descripción que se nos presenta, ya es llamativa con respecto a la imagen que tenemos de estos seres, ya que se dice que tenia la forma de un joven elegante, vestido de rojo y negro, y que entre sus virtudes se encontraba la de aconsejar a Torralba sobre lo que debía hacer, las propiedades de las hierbas y de las plantas para la cura, además de facilitarle dinero en las épocas en las que el doctor pasaba penurias. Además este duende Ezequiel poseía poderes para la adivinación, que se los comunicaba al doctor, de esta forma siempre parecía tener información privilegiada de lo que iba a suceder, y esta era a su vez transmitida por el doctor al cardenal Cisneros; El fallecimiento del monarca Fernando el Católico o el encumbramiento del propio cardenal, fueron entre muchas otras adivinadas al parecer por este ser especial.

Estos hecho parece que suscitaron un gran interés tanto por el cardenal Cisneros, como por el cardenal de Volterra, para hacerse con los servicios de dicho duende, pero Ezequiel nunca quiso mostrarse ante ellos.

En la vida de Torralba todo trascurría con normalidad, hasta el año 1525, en donde hay un hecho que va a ser un punto de inflexión en su vida y en la relación con Ezequiel. El duende le comunica al doctor que Roma va a ser sitiada por las tropas imperiales de Carlos V, entonces pide al duende que le lleve al lugar donde sucederán los hechos, y según cuenta el doctor <<subidos en un palo muy recio y cerrando los ojos vuelan hasta la ciudad de Roma y aparecen sobre la torre de Nona>>, entonces contemplaron toda lo que ocurrió, incluso la muerte de Carlos de Borbón, regresando a las pocas horas de nuevo a Valladolid, pero cometió el error de contar de manera fugaz lo sucedido nada mas llegar. Como hasta una semana después no llegaron las noticias por medio de mensajeros, hizo que la inquisición se fijase en él, y fuese llevado a juicio por brujería, allí declaró que todo lo conocía a través de un duende benigno que estaba a su lado y le confesaba aquello relevante que iba a suceder, tras escuchar esta defensa, fue tachado de demente, y condenado a 4 años de cárcel, aunque fue indultado poco tiempo después, para volver a ejercer la profesión de médico, pero Ezequiel ya no permanecía a su lado y nunca mas se supo de él.

 Esta historia leyenda, fue tan sonada en su tiempo, que es recogida en la segunda parte del quijote, en donde le dice a Sancho : <<acuérdate del verdadero cuento del licenciado Torralba, a quien llevaron los diablos en volandas por el aire, caballero de una caña, cerrando los ojos, y en 12 horas llegó a Roma, y se apeó en torre de Nona>>.

La esfinge y su posible mayor antigüedad

Este colosal monumento que se encuentra en el Cairo junto a las 3 grandes pirámides de Gizeh,  siempre ha sido objeto de estudio y fascinación para muchos investigadores; Se trata de una figura con una altura superior a los veinte metros y con una longitud que supera los 63 metros, que representa un león con rasgos humanos, y está construida con enormes bloques de piedra tallados.

Oficialmente se le atribuye la construcción al faraón Kefrén de la IV dinastía, incluso que el rostro del león fuese una representación del faraón, sin embargo, a raíz de algunos descubrimientos, como el del geólogo Robert Schoch, quien encontró elementos erosivos en la piedra de las esfinge producidos por el agua, que no se encuentran en las pirámides, para poder haber sido erosionado por el agua, nos tendríamos que remontar a unos 8000 años, un fecha anterior a las primeras civilizaciones conocidas, y fecha en la que se sabe que la meseta de Gizah estuvo recubierta por agua tras el deshielo de la ultima glaciación, para pasar a desertizarse con el tiempo.

Esto nos haría pensar que este monumento fue adquirido por la civilización egipcia una vez conquistado las orillas del Nilo.

Legiones romanas perdidas

Durante siglos fueron muchas las legiones romanas anduvieron por toda Europa y parte de Asia y África en contantes batallas y conquistas, eso ha dado para numerosas historia, leyendas y enigmas; Uno de estos enigmas es la desaparición de dos legiones romanas de las que nada se volvió a saber, cerca de 10000 hombres que desaparecieron sin dejar ni rastro.

Históricamente son dos los casos de legiones que desaparecieron sin saberse más de ellas. La primera de estas legiones era llamada “legio IX hispana”, esta legión estuvo luchando durante muchos años en Britania y en la frontera con Caledonia, actual Escocia; Luchando en estas frontera en el año 115, se vieron envueltos en cruentas batallas, contra hordas sangrientas que no les daban tregua, lo que les hizo adentrarse en las montañas, antes del año 117, de donde desaparecerían y nunca más se volvería a saber de ellos.

La segunda de las legiones desaparecidas como tragadas por la tierra, se produjo en el año 24 de nuestra era, cuando una legión de diez mil hombres, fue enviada a la costa norte del golfo arábigo, inicialmente su objetivo era llegar al puesto comercial de Leuke Kome. Durante varios meses este ejército se adentró en el desierto de Arabia en busca de esos territorios, según se cuenta un guía árabe les traicionó, y les condujo por un camino equivocado para provocar la desastre y el fracaso de los soldados, ya que llegaron a las tierras que buscaban, tan cansado y débiles, que no pudieron conquistarla, y tuvieron que tomar la decisión de un rápido retorno, en donde los hombres de esta legión murieron a causa de enfermedades, hambre y de sed. De esta manera tan triste termino la aventura de esta desafortunada legión.

 

 

El hombre pez de Liérganes

Francisco de la Vega y Casar, es como se llamaba realmente el conocido <<sireno>> u <<hombre pez de Liérganes>>, nació en esta pequeña localidad de Cantabria en el año 1658, ya desde pequeño llamó la atención por las portentosas cualidades que tenia para moverse por el medio acuático, este joven de larga melena rojiza y musculado, era capaz de nadar a gran velocidad y aguantar varios minutos debajo del agua, por ello muchas veces se le encomendó la tarea de remontar el rio a nado para transportar correos.

La historia de este chico cambiaría la noche de San Juan de 1674, en donde viajó con unos amigos a la población vizcaína de las arenas, y tras sumergirse en el mar, seguramente retado por alguno de sus amigos, desapareció y ya no se lo volvió a ver; Todos los que le conocían les costaba creer que se pudiese haber ahogado, sin embargo tras unas semanas de ausencia no tuvieron más remedio que darle por fallecido.

Hasta este punto no se hubiese convertido en leyenda su vida, pero cinco años más tarde, en 1679, unos pescadores en la bahía de Cádiz, ven a una extraña criatura en el agua, y tras varios días intentando capturarle lo consiguen poniéndole pan como cebo, al izarlo comprueban que tiene rasgos humanos, pero sobre el que resalta una piel escamada, unas uñas corroídas por el salitre, y además no es capaz de articular palabra alguna; Este hecho rápidamente lo hacen saber a las autoridades locales, y estas hacen que actué la Santa Inquisición, al que atribuyen estar endemoniado y rápidamente le someten a un severo interrogatorio, en donde la única palabra que consiguen oír de su boca es: << Liérganes >>.

Esto les hizo comenzar a investigar a cerca de esa población, y pudieron comprobar que hacía cinco años un joven había desaparecido de manera misteriosa, por lo que surgió la curiosidad de saber si podría tratarse de aquel muchacho, para ello lo mejor sería llevarlo a aquella población para ver su reacción, por lo que atravesaron España de Sur a Norte, y al llegar a Liérganes, lo primero que hace es dirigirse a la casa en donde vivía María de Casar, y esta al verlo, lo abrazó y lo reconoció como su hijo.

En la población todos miran con ojos extraños a Francisco de la Vega por su aspecto tan llamativo, desde entonces vivió vigilado en un calabozo, comía pescado crudo y no se relacionaba con nadie, hasta que una noche se escapo de la vigilancia de los guardas y se zambulló en el rio miera, para no volvérsele a ver nunca más.

Fueron varios investigadores y científicos en épocas posteriores quienes estudiaron este sorprendente caso, el padre Feijoo, en su obra <<El teatro crítico universal>>, recoge este caso, y le da cierta credibilidad, debido a la confirmación del hecho por parte de varios hombres ilustres de la época. El doctor Gregorio Marañón en su obra <<las ideas biológicas del padre Feijoo>>, dio su versión científica de lo que le pudo suceder a este hombre para llegar a tener ese aspecto y esa conducta, según Marañón ese aspecto podría explicarse a causa de un conjunto de afecciones, en primer lugar el cretinismo, y eso explica que tuviese ese retraso mental que hizo que no pudiera relacionarse con el resto, además para explicar la piel escamada, manifestó que la ictiosis, es un enfermedad de la piel, que hace que esta se torne escamosa.

En el siglo XXI, El periodista Iker Jimenez, encuentra el acta de nacimiento y de defunción de Francisco de la Vega y Casar, en el convento de las clarisas de Santillana del mar, y este acta de fallecimiento decía: <<habiendo pasado de los cien años, que el derecho supone haber fallecido, por lo general cualquier racional ausente, conocido oficialmente con el sobrenombre del hombre pez>>.Sea como fuere, en esta historia se mezcla una parte de verdad y posiblemente algo de leyenda.