Alcalá Galiano y su humor

Se cuenta que el político y escritor gaditano del siglo XIX, Antonio Alcalá Galiano se encontró con una conocida a la que no veía desde hacía más de veinte años y esta le dijo: << Don Antonio, le encuentro muy viejo>>.

Él la observó y contestó: <<Tampoco usted está más joven. Le ocurre lo que a los que se embarcan por vez primera: que cuando el barco comienza su singladura les parece que es la tierra la que se va de ellos, y que ellos no se mueven>>.

Groucho y el director del banco

Tras recibir una carta del banco, el director de la entidad se despedía con extrema amabilidad y cordialidad, emplazando a Groucho Marx a llamarlo si necesitaba cualquier cosa de él.
Ni corto ni perezoso, el humorista escribió la siguiente carta de respuesta:
«Estimado señor, lo mejor que podría hacer por mí, si es su deseo servirme, es robar un poco de dinero de la cuenta de uno de sus clientes más ricos e ingresarlo a la mía».

Napoleón y su discusión sobre estrategias

Estando el estratagema de guerra austriaco Klemens Von Metternich debatiendo con Napoleón; comenzaron a discutir acerca de estrategias, y Napoleón gritó: <<¡Con bayonetas puede hacerse de todo!>>. A lo que Matternich le contestó: <<Todo señor, menos sentarse encima>>.

Groucho en la aduana

Se cuenta que en cierta ocasión se encontraba Groucho Marx en una aduana en la que estaban realizando una inspección, al preguntarle cual era su profesión, el dijo contrabandista. Esto llamó la atención de los agentes que hicieron inspeccionar su equipaje; al terminar de inspeccionarle el equipaje Groucho se giró hacia su mujer y le preguntó: << ¿Qué has hecho con el opio?¿Todavía lo llevas encima?>>.

Euler y sus trabajos matemáticos

Euler elaboraba trabajos matemáticos a una gran velocidad; estos eran enviados al editor de las actas de la academia de San Petersburgo. Este lo colocaba en lo alto de un montón con el que iba rellenando las actas, de modo que los artículos de Euler en numerosas ocasiones se publicaron en orden inverso a su creación.

Cánovas el envidiado

El que fuera presidente del gobierno español, Antonio Cánovas del Castillo, invitó en cierta ocasión a muchos personajes ilustres a comer a su casa; entre ellos se encontraba el poeta Ramón de Campoamor. Como no podía asistir ese día al evento, le envió una nota de disculpa que finalizaba de la siguiente manera: <<Recuerdos a don Antonio, a quienes unos envidian el talento, otros la casa, y todos la mujer>>.

La fuente de inspiración

Durante una entrevista al compositor Cole Porter, fue preguntado sobre qué era lo que más le inspiraba a la hora de componer, a lo que el artista respondió:<<Mi única fuente de inspiración es una llamada telefónica de un productor>>.

Jacinto Benavente y las tertulias

En una de las tertulias en las que participó Jacinto Benavente, informó a sus amigos de la muerte de un escritor más o menos conocido. En ese momento los asistentes le preguntaron sobre la causa de la muerte, a lo que Don Jacinto dijo: <<Jamás se supo de que vivía, ¿Cómo vamos a saber de qué ha muerto?>>.

Los manuscritos de Descartes

Tras la muerte del matemático y físico René Descartes, un cofre con documentos inéditos suyos fue enviado a París, en donde debía hacerse cargo de ellos su cuñado Claude Clerselier; antes de llegar a su destino, el barco que lo transportaba se hundió a las afueras de París, y el cofre y los manuscritos permanecieron 3 días en el agua antes de poder ser rescatados.

El propio Claude junto a sus criados se encargaron de extender las hojas en varias habitaciones de su casa para que estas se secaran. Durante los 17 años siguientes Claude se dedicó a ordenar todos los manuscritos recuperados y a publicarlos en 3 volúmenes.

Picasso y las críticas

Decía Picasso hablando sobre la crítica: <<Cuando reúnes a muchos críticos, se enfrascan en discusiones sobre el estilo, composición, corrientes… Pero cuando reúnes a muchos pintores, de lo que se habla es, de donde cuesta más barata la anilina>>.

« Older entries