Suzhousaurus Megatherioides

Se trata de una de las especies de dinosaurio más extrañas descubiertas, este hallazgo se produjo en el noroeste de China, y su nombre traducido significa <<gigante parecido a un reptil perezoso de Suzhou>>.

Vivió hace mas de 110 millones de años, media más de 6 metros de longitud, andaba sobre las patas traseras como los carnívoros, sin embargo era un ser herbívoro. Además poseían en los miembros superiores 3 garras al igual que los carnívoros, pero se cree que tenían la utilidad de atraer las ramas a sus bocas como hace el perezoso gigante, además de pare defenderse de otros depredadores.

Tenía un torpe caminar, con movimientos similares al pato, y parece indicar de que se trata una especie de la rama de evolución que desembocó en las aves.

Tiranosaurio Rex

Se trata del dinosaurio más conocido de todos, su existencia se estima en el periodo cretácico superior, es decir algo más de 65 millones de años, su hábitat se saturaría en el conteniente americano y la China e India, solamente se han encontrado 8 esqueletos no completos, no teniendo pruebas de sus patas ni se su cola trasera.

Su nombre Tyrannosaurus rex procede del latín <<tyranno>> que significa tirano, <<saurus>> que significa lagarto, y <<rex>> rey, ya que se trataba posiblemente del animal más feroz que ha existido sobre la tierra del que tengamos conocimiento, su altura superior a los 5 metros, con más de 13 metros de largo y un peso superior a las 7 toneladas, y unos dientes afilados de más de 19 centímetros de longitud.

En cuanto a la manera de alimentarse parece ser que era carnívoro y carroñero, ya que debido a su poderoso olfato era capaz de oler a distancia los restos de animales muertos, además probablemente entre su dieta también se encontraban crías de otros dinosaurios a los que daba caza, y si se veía necesitado otras clases de dinosaurios.

Epidendrosaurus

Este dinosaurio que vivió afínales de periodo Jurásico, hace unos 150 millones de años en el continente asiático, tenia como principal característica su pequeño tamaño, ya que no sobrepasaba el de un gorrión de hoy en día.

Además contaba poseía plumas y sus manos eran de un tamaño desproporcionado con respecto a su cuerpo, con tres dedos largos y acabados es una garra, y de los cuales doblaba en longitud al resto. Los científicos han visto en este dinosaurio un gran símil con una especie actual, el lémur aye-aye, quien utiliza estos dedos para buscar alimento, ya que lo introduce en los huecos de los árboles en busca de insectos y gusanos, este hecho ha llevado a pensar a los investigadores, que este dinosaurio, utilizase estas garras para agarrarse a la corteza de los troncos y los dedos le permitirían sustraer alimento de los mismos.

Giraffatitan

Fue un dinosaurio de la familia de los saurópodos que se estima que vivió en el Jurásico superior, esto es alrededor de 150 millones de años, su nombre significa <<jirafa titán>>, se le clasificó como especie africana, ya que los restos de esta especie fueron encontrados en Tanzania, entre los años 1907 y 191; Hasta el descubrimiento de algunos titanosaurius gigantes, fue el animal de mayor tamaño encontrado que caminase sobre la tierra.

Este animal era herbívoro y se movía sobre cuatro patas, con el cuello y cola largo, y un cerebro de reducido tamaño, y cresta sobre su cráneo , su estatura se estima en 25 metros de longitud, con una altura cercana a los 13 metros y un peso que podía oscilar entre las 25 y 37 toneladas.

El tener un cuello largo similar al de las jirafas, se piensa que era para poder alimentarse de las copas de los arboles, este animal además poseía una dentadura formada por dientes espatulados que le ayudaban a ingerir los alimentos, y garras en el primer dedo de sus patas delanteras, y en los tres primeros de las patas traseras.

Según estimaciones de científicos, este animal necesitaría cantidades superiores a los 180 kilos de alimentos diarios.

Iguanodonte

Esta especie de dinosaurio se estima que vivió a comienzo del periodo cretácico, aproximadamente hace unos 130 millones de años. Era herbívoro de un peso próximo a las tres toneladas, y una estatura que rondaba los 10 metros, y con unos dientes similares a los de una iguana, por ello recibió ese nombre.

Su descubrimiento se debe al geólogo ingles, Gideon Algernon Mantell. Quien en 1822 encontró unos huesos y dientes de un animal muy grande, estos restos se los envió a Cuvier, quien se equivoco inicialmente en el análisis, ya que creyó que se trataba de un rinoceronte.

Un par de años mas tarde se encontraron los dientes de una iguana, y vieron que eran muy parecidos a los que encontró unos años antes, pero de un tamaño inferior, eso es lo que le hizo ver que su descubrimiento de años atrás se trataba de un antiguo reptil, y lo llamó iguanodonte, que en griego significa <<iguana-diente>>. Sin saberlo Mantell fue el primero en descubrir un resto de lo que hoy conocemos por dinosaurios, otra palabra de origen griego que significa <<terribles lagartos>>.