Otro vendrá que bueno me hará

En la antigua Roma, en tiempos de Dionisio el antiguo, vivía una anciana que rogaba a los dioses que alargaran la vida del último tirano; este sorprendido por la devoción que le tenía aquella mujer, le preguntó a que se debía aquella admiración por él. Ella contestó: <<cuando era niña, tuvimos un tirano muy cruel, rogué a los dioses que se lo llevaran y me oyeron, pero trajeron otro peor, volví a rogar que a este otro se lo llevaran y lo hicieron, y después viniste tú, que aún eres peor, escarmentada, pido a los dioses que te den una larga vida>>.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: