Víctima de su propio veneno

El papa Borgia Alejandro VI, se cuenta que intentó conspirar junto a su hijo César contra algunos cardenales, con el fin de hacerse con sus riquezas. Para ello sobornaron a un criado de los cardenales para que sirviesen una botella de vino emponzoñada; pero no se sabe como el vino envenenado fue servido al Papa y a su hijo. El pontífice pereció victima de su propio veneno; mejor suerte corrió su hijo que logró sobrevivir de manera milagrosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: