Costumbre de llegar tarde

El periodista y poeta Emilio Carrere, entró a trabajar en el tribunal de cuentas de la Villa de Madrid durante su juventud. A Carrere nunca le gustó ese trabajo por lo que le llevó a ser impuntual a la hora de entrar en el trabajo.

En cierta ocasión fue llamado al despacho de su jefe inmediato que le dijo:<<Mire usted, Carrere, con esa manía de retrasarse, va a llegar un momento en el que se presentará usted todos los días al día siguiente>>.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: