Juana la Loca y sus celos

La hija de los reyes católicos, Juana la Loca, mantuvo el cuerpo de su difunto marido durante meses sin enterrar, ya que era muy celosa y creía que alguna ex amante se lo podría robar. De esta manera, de vez en cuando abría el ataúd para asegurarse que todavía estaba ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: