La celeridad de las falsificaciones

El que fuera varias veces entre los años 1890 y 1902 presidente del consejo de ministros de España, Práxedes Mateo Sagasta; anunció en el año 1888 la puesta en circulación de una nueva moneda de cinco pesetas, pero antes de que se pusiese en circulación aparecieron un gran número de monedas falsas. Ante este gran fracaso el gobierno se vio obligado a paralizar la emisión de esta nueva moneda, y a comenzar la persecución de estos falsificadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: