Los sellos censurados

Entre los años 1929 y 1930, se celebró en Sevilla la exposición Iberoamericana. La organización solamente pudo obtener la financiación del 50% del presupuesto total, cercano a los 80 millones de pesetas; por lo que tuvieron que recurrir a las ayudas institucionales.

Para ayudar a recaudar el dinero restante, el rey Alfonso XII autorizó la emisión de una colección de sellos con la imagen de la maja desnuda, y con valores de 1,4 y 10 pesetas. En esta época el que apareciese en un sello una imagen de una mujer desnuda suponía algo escandaloso; y sobre esto circula una leyenda, que nos cuenta como en muchos países latinoamericanos comenzaron a ser rechazados estos sellos y las cartas devueltas a España; sin embargo no se conoce hoy en día la existencia de ninguna de estas cartas devueltas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: