El turco

Fue una famosa farsa del siglo XVIII que intentaba simular un autómata que jugaba al ajedrez, construido por Wolfgang Von Kempelen en el año 1769. Estaba formado por una mesa de madera, con un maniquí vestido con un turbante sentado en ella, en el interior de la mesa se podía ver un mecanismo similar al de relojería para realizar los movimientos del maniquí; Todo esto se trataba más bien de un efecto óptico, ya que en su interior había un doble fondo en donde supuestamente se escondía un maestro de ajedrez, que era el que realizaba los movimientos del maniquí, y hacía que venciese prácticamente todas las partidas que jugaba.

Este invento estuvo paseándose por la mayoría de cortes europeas y jugando contra alguno de los más importantes personajes de la época, como fue el caso de Napoleón, Benjamín Franklin o Charles Babbage, sin que fuese descubierto el fraude.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: