La fuente de la Xana

Esta fuente situada cerca de Avilés, Asturias, tiene una leyenda muy particular del siglo VIII, en aquel tiempo reinaba aquellas tierras el rey Mauregato, quien se había comprometido con los musulmanes en entregarles al año 100 bellas doncellas para evitar ser atacado. Los hombres del rey se dedicaban a viajar por todos los lugares para buscar jóvenes y bellas damas con las que pagar su deuda.

Un día llegaron noticias de que en Illas, cerca de Avilés, vivía una joven llamada Belinda de belleza inigualable, por lo que los soldados del rey se dirigieron hacía allí para capturarla. Llegaron al lugar y la apresaron, pero está se le ocurrió un plan para escapar, les dijo que la permitiesen realizar unas serie de bailes, a lo que los soldados accedieron, mientras estos la contemplaban, la joven salió huyendo a la carrera y llego a la fuente de la Xana, en donde intentaba esconderse, al llegar a aquel lugar, un voz misteriosa la dijo:<<Si quieres tú mi xana vivirás días dichosos>>, al oír estas palabras la joven preguntó que debía hacer, a lo que la voz le contestó: <<bebe un sorbo de mi agua, y te verás libre de soldados>>, y sin pensárselo bebió de la fuente.

Al llegar los soldados intentaron capturarla, pero al contemplar su belleza se convirtieron todos en carneros, el rey ansioso por que le llevasen a la joven y viendo que tardaban sus soldados, mandó un nuevo grupo en su búsqueda, este grupo corrió la misma suerte y todos se convirtieron en carneros, el rey al ver qué pasaba el tiempo y no tenía noticias de la joven y su ejército había sido diezmado, decidió ir en persona en su búsqueda, y al encontrarla sucumbió también a su hechizo, y vio como su ejército quedaba convertido en carneros y él en un pastor.

El rey en ese momento comprendió de la fuerza sobrenatural de aquella dama y la suplicó que rompiese el hechizo. Belinda le pidió que rompiese el pacto con los musulmanes y que dejase libres a todas las jóvenes damas si quería que aquel hechizo se rompiese, el rey se resignó y mandó a sus emisarios a decir que los musulmanes que se rompían los pactos entre ambos bandos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: