La escoba del diablo

Esta leyenda nos habla de un castillo en la Alpujarra, cuyos restos se conservan todavía cerca de Bubión, en el que habitaba un rico señor feudal con su hija, a esta la había guardado celosamente bajo su cobijo. Cuando la hija cumplió los 20 años, el padre la prometió en matrimonio con un señor rico de la comarca, que era bastante bruto y déspota.

La joven a pesar de haber estado bastante sujeta, se había enamorado de un joven pastor, al conocerse este amorío, ambos jóvenes decidieron huir aunque les costase la muerte, antes de ser separados. Al caer la noche el pastor se dirigió a buscar a su amada, encontrándose por el camino por un hombre que dijo ser el diablo y que le ofreció ayuda, en forma de escoba, que les haría llegar a las faldas del mulhacén, desde donde comenzaría a barrer de tal modo, que sepultó a sus perseguidores bajo la nieve que despedía.

La leyenda dice que esa escoba quedó allí olvidada para siempre por los amantes, y que aun hoy en día sigue barriendo nieve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: