Las 7 Hathores

La diosa Hathor, tenía siete hijas que se las conocía como las Hathores, que aparecían siempre que se producía un nacimiento.

Nos dice una leyenda, que un faraón y su esposa, eran incapaces de tener descendencia, y no paraban de suplicar a los dioses que les diesen la oportunidad de tener un hijo, al final este llegó, y al nacer aparecieron las 7 Hathores, y le anunciaron a los padres lo que estaba escrito en el destino de su hijo, cosa que no gustó nada, ya que este moriría a manos de un perro, una serpiente o un cocodrilo.

Tras escuchar esto, el faraón decidió construir un palacio en medio del desierto totalmente aislado, para evitar aquel terrible destino, y así creció de protegido su hijo. El niño creció y consiguió convencer a su padre de que le regalase un cachorro de perro, este accedió ya que pensó que un cachorro sería inofensivo para él.

Pasaron los años, y el joven no aguantó más aquel aislamiento y huyó junto a su perro, a una ciudad cercana, en donde vivía una princesa encerrada en una torre, que se casaría con aquel joven que consiguiera acceder a la cima de la torre, el joven al saber de aquello, no se lo pensó dos veces, y tras varios intentos consiguió alcanzar la torre, y le fue otorgada la mano de la princesa. El día de la noche de bodas, confesó a su nueva esposa, porque de aquel cautiverio, y cuál era el destino que le habían anunciado las Hathores, tras escucharlo la princesa prometió que lo defendería y protegería de aquellos peligros.

La vida continuó hasta que una noche la princesa sorprendió a una serpiente subiendo a su cama, esta la asestó un golpe mortal y a continuación fue engullida por el perro. Con esto parecía haber salvado a su marido de su cruel destino, pasaron los días y el perro comenzó a comportarse de manera violenta en ocasiones, en una de esos ataques, el joven se vio obligado a saltar a un rio, en donde se encontró con un enorme cocodrilo, pero supo ser valiente y hábil y salió ileso del enfrentamiento; Volvió a casa y se lo contó a su mujer, pareciendo de esta forma estar libre de aquel destino decidieron celebrarlo, y mientras lo celebraban, el perro se puso en actitud violenta, lo que obligo al joven a matarlo, pero en el momento que lo mataba, salió la serpiente veloz del interior del perro y mordió al joven, provocándole la muerte y cumpliendo así con el fatal desenlace del destino que tenía marcado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: