Picasso y el dibujo a un niño

Se cuenta del pintor Malagueño, Pablo Picasso,  que en cierta ocasión se encontraba en una playa del sur de Francia, cuando un niño se acercó y le pidió que le hiciese un dibujo en un papel. El artista creyó que era mandado por los padres, con la intención de tener un dibujo original de él, por lo que se le ocurrió hacerle un autógrafo en la espalda del niño.

A los pocos días Picasso contaba la anécdota a unos amigos, y comentaba entre risas: <<Me gustaría saber si lo han vuelto a lavar>>.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: