Ivan IV, el terrible

Este apodo está más que justificado, ya que en su vida abundan las acciones sádicas, de un personaje muy cruel y desequilibrado. A los 12 años de edad comenzó a arrojar gatos y perros desde las almenas del Kremlin para ver como estos se estampaban contra el suelo; Con 14 años ordenó que Andrei Chuiski <<jefe del clan Boyardo>>, fuese arrojado a los perros hambrientos. En 1555 ordenó la construcción de la iglesia de San Basilio en Moscú, quedando tan maravillado del resultado, que mandó cejar a los arquitectos para que no pudieron hacer nada más hermoso, aparte de todas estos hechos atroces, en el año 1570, viajó junto a 15000 soldados a la ciudad de Novgorod, arrasándola por completo, y realizando una matanza de más de 50000 personas, incluso muchos de ellos que eran niños, fueron arrojados a las aguas heladas de un rio cercano, por el simple hecho de “disfrutar” mientras morían.

Ni su familia se libró de esta ira y maldad incontenida, ya que en el año 1581, mató a bastonazos a su hijo y sucesor, Iván Ivanovich.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: