La prueba de fuego

Esta prueba tan cruel y sádica, era realizada durante la edad media, en juicios de carácter religioso, para conocer si el acusado era o no culpable. Para ello se le producían quemaduras, generalmente obligándole a sostener hierro incandescente durante un tiempo, y ver cuánto tardaban en sanar esas llagas, ya que si el tiempo era pequeño, se interpretaba que Dios lo había ayudado, considerándole inocente, en tal caso era perdonado el acusado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: