La cruz del diablo

Esta es una de las leyendas que se cuentan en la ciudad de Cuenca, acontecida hace muchos años, junto a la ermita santuario de las angustias.

La leyenda nos cuenta que vivía en esa ciudad, un apuesto galán, hijo del oidor de la villa, quien era un consumado conquistador de todas las damas, a las que luego dejaba plantadas, pronto sus correrías se hicieron famosas y se ganó la fama de mentiroso y pendenciero.

Un día se presentó en la ciudad una dama muy bella, de una belleza inigualable, y todos los que la veían se quedaban prendados ante tal belleza. El joven galán cuando la vio se presento, y la chica la dijo que se llamaba Diana, pasaron los días y este chico comenzó a enamorarse perdidamente de la bella dama, pero por mucho que lo intentaba, no recibía mas que negativas de esta, ya que conocía de su historial mujeriego, pero al final Diana accedió a encontrarse con él, enviándole una misiva, en la que le decía <<Te espero en la puerta de las Angustias. Seré tuya en la noche de los difuntos>>.

El muchacho se puso muy contento por la oportunidad que le había otorgado, y aunque en esa noche se levantó una gran tormenta y los rayos no paraban de caer, llegó a su cita a tiempo, encontrando allí a Diana, a quien comenzó a abrazar y desnudar, al ir quitando la ropa se percató que la pie era una pezuña y la pierna una pata de macho cabrío, entonces salió corriendo tras dar un enorme grito, ya que Diana, no era sino el mismo diablo disfrazado.

El joven se abalanzó sobre una cruz que había en la puerta de las angustias, abalanzándose el diablo después sobre él, llegando a rozarle el hombro, y dejando una huella humeante en la piedra. Después de este episodio, el joven ingreso en el santuario de las angustias, y nunca mas volvió a ver la luz del día ni la de la noche.

Allí, en la puerta de este lugar, podemos ver la famosa cruz de piedra a la que el joven apuesto y bravucón terminó por agarrarse para salvarse del zarpazo del diablo, que quedó grabado en la piedra y que todavía puede verse

Anuncios

1 comentario

  1. abril 10, 2012 a 14:38

    Muy buena la leyenda, pienso que todos los lugares y objetos antiguos deberían tener historias como esta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: