Quevedo y su apuesta

Quevedo hizo una apuesta con sus amigos, a que él era capaz de ridiculizar a la reina Isabel, esposa de Felipe IV, ya que tenía importante cojera.

Poco tiempo después fue invitado a una audiencia ante los reyes, y llevó dos flores, una rosa y un claves, al acercarse a la reina la dijo: <<Entre el clavel y la rosa, su Majestad escoja>>. De esa manera tan sutil ganó su apuesta.

Anuncios

1 comentario

  1. jbh said,

    marzo 18, 2012 a 11:24

    este es diofanto?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: