Leyenda del papamoscas

El papamoscas es como se conoce a un reloj de la catedral de Burgos, que data del siglo XVI y tiene la peculiaridad de estar compuesto por una esfera y por un figura humana con un rostro amenazador que sale del mismo.

La leyenda de este artilugio, se remonta al reinado de Enrique III de castilla, apodado <<el doliente>>, por la cantidad de enfermedades que arrastró durante su corta vida. Se cuenta que este rey solía asistir a diario a rezar a la catedral de Burgos, un día se encontró con una joven y bella muchacha que estaba rezando ante la tumba de Fernán González, el rey siguió a la chica movido por su curiosidad para ver en donde vivía.

Estos encuentros se prolongaron en el tiempo, hasta que un día la joven muchacha dejó caer un pañuelo al paso del rey, este lo tomó y se lo entregó a la chica sin mediar palabra, y esta esbozó una amable sonrisa, al salir el rey de la catedral, escuchó un doloroso lamento que le dejó marcado, y nunca más volvió a ver a aquella joven, por lo que decidió ir a buscarla a la casa en donde la había visto entrar, en donde le confirmaron que en ese lugar hacia años que nadie vivía.

Debido a este suceso, el rey encargó fabricar un reloj, que reprodujese los rasgos de esa chica, y que al sonar las horas lanzase un gemido que le recordase el de aquella muchacha, según se cuenta el encargado de realizar este reloj no tuvo muy en cuenta la descripción de los rasgos físicos de la chica por parte del monarca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: