Un año en la cama

Este fue un experimento realizado por la agencia espacial rusa en el año 1986, y consistía en ver los efectos que producía en el ser humano el permanecer en posición horizontal durante un año, para comprobar las consecuencias a la  ingravidez a la que serán sometidos los astronautas, en futuras expediciones de largo tiempo en el espacio.

Se les ofrecía como premio un coche, y de las once personas que realizaron el experimento a nivel emocional ocurrió de todo, desde una pareja que se separó, hasta un participante que se enamoró de una investigadora del programa, lo que si se pudo comprobar a nivel físico, es la descalcificación que todos sufrieron, hoy en día se estima que cada mes en el espacio se pierde un 1% de masa ósea, además también hay perdida de masa muscular y de volumen de sangre, superando el litro en expediciones de larga duración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: