Los inmunosupresores

Son medicamentos utilizados para evitar el rechazo del organismo a través del sistema inmunológico de órganos trasplantados. Con el descubrimiento de la ciclosporina en la década de 1980, se dio un gran paso en la elaboración de este tipo de intervenciones.

 El descubrimiento de este fármaco, se remonta a una década antes, cuando el profesor Jean Borel, comenzó a trabajar con un hongo llamado <<Tolypocladium inflatum>>, y pronto descubrió que el principal problema de este hongo, era la insolubilidad en agua y eso provocaba que la absorción por parte del cuerpo fuera bajísima, es cuando a Borel se le ocurrió realizar una especie de disolvente, basado en alcohol puro y agua, al tomar esto se emborrachó pero luego analizándose la sangre descubrió que tenía en ella la suficiente cantidad de ciclosporina, como para que surtiese efecto.

 Con el paso del tiempo se pudo comprobar que la mejor manera para que nuestro cuerpo asimiles esta sustancia es con aceite de oliva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: