Azulejos de Mexuar

En la puerta a la sala de Mexuar en los palacios nazaríes, una de las entradas más antiguas, es en donde se situaba el sultán, en una cámara elevada y oculta tras unas celosías, con el fin de escuchar y no ser visto.

Su labor era la de impartir justicia, y aseguran que era bastante ecuánime e imparcial, es por ello que en la entrada de dicha sala había unos azulejos en los que se podía leer: <<Entra y pide. No temas pedir justicia, que hallarla has>>.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: