Doctor Torralba y el duende Ezequiel

Eugenio de Torralba nace en Cuenca a finales del siglo XV, fue un afamado médico, que ejerció como médico en la corte de Fernando el Católico entre otros sitios relevantes; Siendo joven viajó como paje con el obispo de Volterra a Roma, en donde se sabe que estudió medicina y filosofía, en aquel tiempo conoció a un fraile dominico, que agradecido por haberle curado de su enfermedad, se regaló un duende llamado Ezequiel, que era un espíritu bueno al servicio del fraile, ayudando a este con los innumerables poderes que poseía.

 Este duende Ezequiel, en cuanto a la descripción que se nos presenta, ya es llamativa con respecto a la imagen que tenemos de estos seres, ya que se dice que tenia la forma de un joven elegante, vestido de rojo y negro, y que entre sus virtudes se encontraba la de aconsejar a Torralba sobre lo que debía hacer, las propiedades de las hierbas y de las plantas para la cura, además de facilitarle dinero en las épocas en las que el doctor pasaba penurias. Además este duende Ezequiel poseía poderes para la adivinación, que se los comunicaba al doctor, de esta forma siempre parecía tener información privilegiada de lo que iba a suceder, y esta era a su vez transmitida por el doctor al cardenal Cisneros; El fallecimiento del monarca Fernando el Católico o el encumbramiento del propio cardenal, fueron entre muchas otras adivinadas al parecer por este ser especial.

Estos hecho parece que suscitaron un gran interés tanto por el cardenal Cisneros, como por el cardenal de Volterra, para hacerse con los servicios de dicho duende, pero Ezequiel nunca quiso mostrarse ante ellos.

En la vida de Torralba todo trascurría con normalidad, hasta el año 1525, en donde hay un hecho que va a ser un punto de inflexión en su vida y en la relación con Ezequiel. El duende le comunica al doctor que Roma va a ser sitiada por las tropas imperiales de Carlos V, entonces pide al duende que le lleve al lugar donde sucederán los hechos, y según cuenta el doctor <<subidos en un palo muy recio y cerrando los ojos vuelan hasta la ciudad de Roma y aparecen sobre la torre de Nona>>, entonces contemplaron toda lo que ocurrió, incluso la muerte de Carlos de Borbón, regresando a las pocas horas de nuevo a Valladolid, pero cometió el error de contar de manera fugaz lo sucedido nada mas llegar. Como hasta una semana después no llegaron las noticias por medio de mensajeros, hizo que la inquisición se fijase en él, y fuese llevado a juicio por brujería, allí declaró que todo lo conocía a través de un duende benigno que estaba a su lado y le confesaba aquello relevante que iba a suceder, tras escuchar esta defensa, fue tachado de demente, y condenado a 4 años de cárcel, aunque fue indultado poco tiempo después, para volver a ejercer la profesión de médico, pero Ezequiel ya no permanecía a su lado y nunca mas se supo de él.

 Esta historia leyenda, fue tan sonada en su tiempo, que es recogida en la segunda parte del quijote, en donde le dice a Sancho : <<acuérdate del verdadero cuento del licenciado Torralba, a quien llevaron los diablos en volandas por el aire, caballero de una caña, cerrando los ojos, y en 12 horas llegó a Roma, y se apeó en torre de Nona>>.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: